Conocer tu tipo de piel es importante para escoger el cuidado de piel que se adapte mejor, porque todos los productos no contienen la misma cantidad de ingredientes activos.

Contrario a las ideas comunes que nos han llevado a creer que si tenemos piel aceitosa, no es necesario humedecerla, ¡tienes que saber que esto es realmente falso! Incluso la piel aceitosa necesita hidratación al igual que una seca, pero los ingredientes en el producto serán específicos en que la piel debe ser hidratada, no nutrida.

Al igual que en un producto para piel seca, un aceite (semilla de albaricoque por ejemplo) puede estar presente. Esto no se adapta a una piel aceitosa, la cual no necesita una entrada de grasa.

Te ayudaremos a conocer tu tipo de piel en menos de un minuto.

WWM-MECS-HD-07-DETOURE-s

  • Reconoce una piel seca

¿Tu piel se siente apretada, especialmente en las mejillas? Es propensa a secarse. Tu piel es sensitiva al viento, frio y agresión externa, rápidamente se pone roja y refleja un poco de luz. Se ve escurrida y escaza de elasticidad. Es propensa a agrietarse y constantemente se siente apretada.

Diagnóstico: Cuidado de Piel Seca

  • Reconoce una piel grasosa

¿Tu piel brilla dos horas después de lavarla? Notas que la apariencia de tu piel es brillosa, especialmente en la frente, nariz o barbilla (área llamada “median” o “T”) y los poros de tu piel son dilatadas. Tienes espinillas y puntos negros en la misma área

Diagnóstico: Cuidado de Piel Grasosa

  • Reconoce una piel balanceada

¿Tu piel es delgada y su apariencia es brillante? Los poros son menos visibles. No es aceitosa, incluso si tiene pequeños reflejos en la noche a los lados de la nariz, barbilla y frente…

Diagnóstico: Cuidado de Piel Balanceada

  • Reconoce una piel escaza de firmeza

Año tras año tu piel se vuelve más seca y se empieza a arrugar, ¿a relajarse? Notas la presencia de signos de fatiga como círculos negros, por ejemplo. A la piel le falta elasticidad cuando la pellizcas con tus dedos. La complexión es floja, la piel es seca…

Diagnóstico: Cuidado Anti Envejecimiento